Reflexion

No hay mejor manera de admirar una persona sino es con la envidia. Los celos, el odio y la mezquindad al formarlas al unisono y mezclarla con este gran sentimiento de admiracion es una bebida amarga que corroe el corazon. En si es un sentimiento de inferioridad para enaltecer el complejo de superioridad y que hace colisiones en la incompatibilidad de los egos. Digo esto porque lamentablemente vivimos en una sociedad corroida por la vanidad, la ignorancia, la envidia y la mezquindad. Una sociedad que ya se ha vuelto compleja por estas caracteristicas. Ninguna persona que caiga en el fango de estas propiedades oscuras podra manejarse al progreso. Puesto que se detiene asi misma y pretende parar el progreso de otros. Y muchos operamos bloqueando las metas y objetivos de otros para que no puedan realizarse en la vida. No soy la persona mas calificada para, talvez, decir todo esto, pero si un ser humano parte del planeta tierra donde vivimos todos que no quiere que se detenga el avance colectivo. Estas cosas se transfieren a las otras generaciones y asi a las demas. Sean felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s