Créditos de Carbono = Créditos por Aplicaciones / Servidores: La Comercialización de la Naturaleza e Identidad. Por Kachoby.

Este artículo se propone delatar y desenraizar la naturaleza capitalista depredadora de la sectorización de consumo como patrón / modelo -encaminado en todas las áreas de nuestras vidas- con estos dos ejemplos y hacer analogía, en la medida de lo posible, de sus antecedentes predatorios a escala global. También pretende resaltar los injúrios y restricciones en pos de nuestro libre albedrío, cambiando la construcción de la identidad bajo criterios malvadamente inmobiliarios, viendo (a nosotros, los otros y la naturaleza) como bienes útiles/ desechables.

Empecemos por hacernos estas preguntas:

 

Nos beneficia a los consumidores de algún modo el pago por tipo de consumo de contenido en la red?

Si no, a quién exactamente beneficiaría? Y al mismo tiempo, pensemos, nos beneficia a todas las partes (incluyendo a los que habitan detrás de la cortina)?

En este ejercicio, consideremos el actual estado de la navegación en la red, nos parece justo el actual patrón de pago por servicio y servicio en sí?

 

Básicamente, en el espectro de la existencia de la civilización moderna tenemos 2 extremos: el Yo y los otros ( del individuo a lo colectivo), y es la relación entre estos que produce la prosperidad , o en su contrario, la decadencia de una sociedad o grupo.

 

Según Katsuki Sekida, el antagonismo con el mundo exterior, o sea la condición de conflicto entre el yo y los otros se produce por una distorsión en nuestra manera de pensar y producir los pensamientos, esta forma de procesar los mismos causa la percepción de las personas como objetos u bienes útiles (Sekida, Za Zen, Kairós,2008), o sea el tratamiento de todas las cosas como utilidades prácticas a nuestro servicio, muchas veces reduciendo las mas profundas características u propiedades humanas y naturales al estado de mercancía, signo claro de una profunda psico-patología inherente al individuos o grupo que se rige por estos patrones de pensamiento / conducta.

Mientras que este artículo no pretende impulsar formas comunistas ni socialistas, si pretende levantar, reflexión, duda y cuestionamiento sobre la manera en que la praxis capitalista post industrial, basada totalmente en intereses y ganancia sin escrúpulos incide en el desarrollo de las leyes y su subsiguiente confección e implementación.

Y aunque no pudiendo separar el servicio del Internet en sí (refiriéndome a su infraestructura física y equipo)  del estatus de ‘mercancía’ lo mismo no puede ser hecho con su contenido y su libertad de uso, y aunque ya tenemos el ejemplo de la televisión por cable, clásico caso de un medio comercializado a tal punto que ha perdido la confianza y la fidelidad de su público y es hasta ridiculizado por una población cada vez más grande y alerta de la forma en que esta estructurado y post-hegemonizado el mundo -por unos pocos que básicamente no hacen nada más que decir qué, como y cuando se hacen o no las cosas y millones siguen sus lineamientos- censurando las libertades y restringiendo el alcance de los pueblos en las decisiones colectivas, esto es imperialismo subversivo en el siglo XXI, algo que presuntamente no es aceptado en una sociedad democrática y abierta, y esto lo hacen Formulando Leyes.

 

El mundo siempre ha sido moldeado por los ganadores de las guerras, y las de hoy en día se libran, además del campo de batalla, en los mercados de valores y medios de comunicación (post-hegemonía global por definición) y más recientemente y de una forma totalmente nueva, en el internet. La WEB representa la amenaza más grande que que enfrenta el imperialismo y la post-hegemonía para preservar el Status Quo, este atenta contra todo lo que el control (como lo conocemos hoy en día) significa, por eso, iniciativas como la ley SINDE

(http://www.elpais.com/articulo/cultura/Fracasa/ley/Sinde/Congreso/ultimo/intento/PSOE/conseguir/apoyo/elpepucul/20101221elpepucul_1/Tes) que pretende censurar las webs que considere ‘incómodas’ para sus dictaduras disfrazadas, y otros intentos por parte de las fuerzas detrás de los gobiernos, quieren ponerle precio y tratar de restringir todo lo que puedan utilizando todo lo que se les pueda ocurrir en el intento. Esto es gracias a la actual conducción de información que la web permite a sus usuarios.

 

Ahora están tratando de aprobar una ley (mediante la cual ganarían terreno en el arena cibernético -o la web-) que, en pocas palabras, nos dicta la regulación de cual contenido, qué servidores debemos usar y a cuales compañías se les debe dar prioridad sin derecho a elegir por nosotros mismos la naturaleza y el origen del servicio que recibimos, todo esto sin ninguna opinión o consentimiento de los consumidores ni, con la excusa de que los proveedores consideran que el mercado ha crecido y merecen más ganancias. O sea que la Internet pase a ser un CABLE TV y…para entrar a Facebook usted tenga que pagar una tarifa adicional porque la operadora donde estas tiene un contrato de priorización con twitter. Para bajar mp3 usted tenga que utilizar una aplicación o programa que este bajo contrato con la operadora. O en el peor de los casos para bajar contenido por the Pirate Bay tengamos que pagar algo más. Algo parecido a las empresas de cable que ellos nos eligen los paquetes de canales y si queremos, por ejemplo, HBO tengamos que pagar algo adicional. Pregunto. Es justo y leal que las corporaciones y operadoras del internet tengan la libre toma de decisión de elegir lo que ellos quieran para navegar en la internet que ha sido un proyecto global que ha definido nuestras relaciones sociales, negocios, conocimientos, aprendizaje y demás? (Castillo , Samil, 2010)

 

Esto representa uno de los atentados más grandes, descarados y peligrosos contra nuestra actual identidad, ya que al restringir (o suprimir en última instancia) nuestro acceso a la información también estrechan la brecha para poder, sin nuestro conocimiento y sin capacidad de juzgar la materia en cuestión, pasar leyes más serias y con mayores consecuencias directas a otras libertades como son la de expresión (cosa que en RD nunca ha existido realmente), el poder de decisión personal y el pensamiento crítico, en otras palabras, el libre albedrío, pero sobretodo, permitiría aún más fácilmente la institución de nuestra vida como mercancía desechable.

 

Uno de los más nuevos y prometedores campos de batalla contemporáneos en contra de nuestra identidad es el mercado de la industria Verde (lo he nombrado asi porque va desde el reciclaje hasta la energía ‘renovable’, entrometiéndose en todos los aspectos del individuo y el estado- porque los individuos pagan los impuestos que financian todo esto-) que utiliza como excusa el cambio climático para forjar especulaciones, y que, de repente, convierte el dióxido de carbono en un ‘BIEN INMUEBLE’ , en otras palabras, se convierte en un impuesto más o una multa, queriendo decir que si pagas lo suficiente (y se aseguran de que no sea más de lo que pueden –o quieren- pagar) puedes contaminar con CO2 todo lo que tu cartera te permita. Esto lo disfrazan como ‘ayudas’ a países damnificados por la industrialización de los depredadores que van a parar en manos de sus homólogos (políticos / empresarios sin escrúpulos) en los países citados por la definición anterior, entonces, dónde nos deja esto a nosotros, los sujetos de tal atroz reducción de identidad similar a piezas de ajedrez?

En manos del capitalismo todo se convierte en mercancía: el agua, la tierra, el genoma humano, las culturas ancestrales, la justicia, la ética, la muerte. La vida misma. Todo, absolutamente todo, se vende y se compra en el capitalismo.

(Morales, Evo, carta a la ONU, 2010, fuente: http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=888568)

…y tu, quieres ser un bien desechable?

-Kachoby

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s