El origen de la navidad (parte 2)

Continuacion…

 

San Nicolás.

 

No   es   ni   más   ni   menos   que   el   dios Odin con vestiduras de un obispo católico. Se han tejido tantas historietas fantásticas acerca de este personaje y se le han atribuido tantos milagros que los europeo lo tienen casi a la altura de Yeshua. Se dice que es el protector de las doncellas y que hay que pedirle a él para encontrar un buen esposo. Ama mucho a los niños y les trae juguetes y se los tira por la chimenea la noche navidad. También es el protector de los pescadores y los cuida en el mar. Se han construido cientos de iglesias católicas en Europa y otros países en honor a su nombre. Dicen que antes de morir pronunció las mismas palabras del Mesias: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

¿Encuentra Usted correcto como creyente que se engañe a los inocentes niños cada Navidad con un personaje pagano e irreal?.

 

Santa Claus.

 

Ídolo de chicos y grandes es el mismo cura Seinte Klass que los americanos le sacaron sus vestimentas sacerdotales y le pusieron un hermoso traje, botas negras; le quitaron el caballo y le dejaron el trineo del dios Odin. Con la única diferencia que el trineo del dios Odin según la mitología Escandinava, es tirado por caballos, y la de Santa Claus tirada por venados. y así luce cada año gordo y sonriente y en común acuerdo con los padres engaña a los niños diciéndoles que los visitará llevándoles todo lo que ellos le pidan en noche buena, que de buena no tiene nada ya que está llena de paganismo.

Este santo, llamado Sankt Nikolaus en Alemania y Sanct Herr Nicholaas o Sinter Klaas en Holanda, aparecía a veces representado con esquíes o bien a caballo con vestimentas de obispo y acompañado por Black Peter (El Negro Pedro), un elfo que castigaba a los niños malos.La fiesta de San Nicolás es celebrada por la Iglesia el día 6 de diciembre. Después de la Reforma, los alemanes protestantes promovieron la veneración del Christkind (Cristo Niño) considerándolo el regalo dado a los hombres el día 25 de diciembre. Esta iniciativa no prospero y prevaleció la tradición de San Nicolás, pero su   actividad de generoso dador de presentes fue llevada definitivamente al día 25 vinculándolo así con la Natividad del Señor.

Otros países, siempre relacionado con la Navidad, han adoptado y adaptado el personaje de San Nicolás, al que dieron diversos nombres: Pere Noeel y Father Christmas (Papa Navidad) en Francia e Inglaterra respectivamente, y Julenisse en los países escandinavos.

La versión americana de Papa Noel proviene del Sinter Klaas de Holanda y su aparición data del siglo XVII en Nueva York.Los holandeses  establecieron  en el  Nuevo Mundo algunas colonias: en la costa Este de América del Norte, en islas del Mar de las Antillas al Norte de Venezuela y en la Guyana al Noreste del Brasil. La colonia   de   América   del   Norte   tuvo   su   asentamiento   a   partir   de   1613   y   la   llamaron   Nueva   Holanda, extendiéndose cerca de 300 km. a lo largo del curso del río Hudson. En 1614 fundaron un fuerte en la parte superior del río con el nombre de Orange, y en una isla frente a la desembocadura la ciudad de Nueva Amsterdam. La colonia paso a manos inglesas en 1664 y el fuerte cambio su nombre por Albany y la ciudad por Nueva York.

En 1773, Sinter Klaas apareció en un periódico, y no se sabe porque, con el nombre “St. A Claus” y de allí derivo Santa Claus. Pero es el escritor Washington Irving quien da un relato detallado acerca de la versión holandesa de la leyenda de San Nicolás a través de su Historia de Nueva York, publicada en 1809 bajo el seudónimo de Diedrich Knickerbocker, y que describe la llegada del santo sobre un caballo blanco, mas sin la compañía de Black Peter.

El proceso de “americanización” de Santa o Saint Nick, como también se lo llama, continuo en 1823 con el poema A visit from Saint Nicholas (Una visita de San Nicolás), mas conocido bajo el nombre The night before   Christmas   (La   noche   antes   de   Navidad)   de   Clement   Clarke   Moore,   incorporando   numerosos detalles: el trineo tirado por ocho renos especificando sus nombres (el noveno reno, de nombre Rudolph, con una gran nariz roja, es un agregado que data de 1939), las típicas risotadas y saludos, las entradas por las chimeneas, etc., y con características mas de un duende que de un santo obispo, sea por su personalidad como por su típica vestimenta: chaqueta, pantalones y gorro rojos con vivos de piel blanca y grandes   botas   negras.   El   dibujante   Thomas Nast, realiza  una serie de diseños   de   este   Santa   Claus “americanizado”   para   los números de   Navidad de la revista Harper’s   entre   los   años   1860   y   1880, añadiendo otros elementos a la leyenda como ser el hecho de tener s! u taller de regalos en el Polo Norte y el poseer un lista de niños buenos y malos de todo el mundo. Otra versión de Santa Claus se debe a la campana lanzada por The Coca­ Cola Company en   1931, siendo   quizás la  imagen mas popular que conocemos del mismo, al darle al traje el color rojo.

De todo este proceso, los cristianos deben considerar el hecho de que la leyenda tiene su origen en la vida real de un santo, San Nicolás.

 

La fiesta de la Saturnalia.

 

Una de las más antiguas fiestas que recuerda la historia de la antigua roma es la famosa fiesta llamada la Saturnalia. Esta fiesta se celebraba en honor al dios de la agricultura Saturno.

La Saturnalia no era una fiesta de un solo día sino era una temporada. Se celebraba desde el 17 de diciembre al 24. El 25 de diciembre venia la celebración del cumpleaños del dios Mitra, dios de la luz y el sol y la fiesta se cerraba con la fiesta de las Calendas el 1 de Enero que era el Año nuevo de los romanos.En   la   fiesta   de   la   Saturnalia, un   pontífice   se   paraba   en   frente   del   templo   de   saturno   y   exclamaba: “Saturnalia Ho Saturnalia”. La palabra se esparcía de boca a oído a los largo del forum y a través de las calles y todo el pueblo se daba a una salvaje alegría. Durante este periodo el pueblo y el senado hacían los preparativos para presentar los regalos a los emperadores.

El periodo de la Saturnalia fue caracterizado por procesiones, santos, luces, adornos de las casas con hojas   verdes   y   hojas   de   laurel,   se   daban   presentes;   los   hombres   se   vestían   como   mujeres   o   se enmascaraban en pieles de animales.

A los esclavos se les daba una libertar temporaria. El trabajo era olvidado, se podía beber, jugar, vestirse como personas libres y decir lo que ellos deseaban decir.Insultos que en otra ocasión le podía costar la vida a un esclavo en esa fiesta se le permitía decirla a sus superiores. Comían los mejores alimentos, mientras sus patrones esperaban. La fiesta al principio duraba tres días, después se alargo a siete. Solamente el primer día de la fiesta tenia algún significado religioso, el resto del tiempo se pasaba en borracheras.

Los juegos de azar que eran prohibidos por los romanos, en la Saturnalia se permitían. Nadie es estos días debía cobrar las deudas. Cualquiera expresión de sentimiento era olvidada. Las cortes eran cerradas, los   castigos   debían   esperar. Las escuelas  erancerradas. Se intercambiaban   regalos como cirios, imágenes pequeñas y las muñecas eran las preferidas. También se regalaban monedas de oro, plata o cobre.

Pero lo mas importante de la fiesta de la Saturnalia era celebrar el 25 de diciembre el cumpleaños del dios Mitra   el   dios   de   la   luz   y   dios   del   sol.   También  elegir  un  “rey”  que  gobernara  sobre  los  rebeldes.  Su gobierno  era  todo  en  broma.  Este  rey  en vez de usar una ropa incómoda, se ataviaba de ropas con brillantes colores y suelta. Al rey se le aclamaba a gritos: “Ho Saturnalia” y la multitud en las calles gritaba, saltaba, cantaba, danzaba. Se   ponían   vestidos   extravagantes y se usaban máscaras con figuras de animales. Se hacían procesiones con antorchas y también juegos bruscos. La Saturnalia se cerraba con la fiesta de las Calendas el 1 de enero.

La Saturnalia en honor al dios saturno fue el festival pagano de los romanos que dio origen a lo que hoy conocemos como la navidad. El cumpleaños en honor a Mitra o dios sol el 25 de diciembre fue dedicado por la iglesia católica como el cumpleaños de Yeshua. De ese modo dejaba contentos a los paganos que   aceptaban el cristianismo   paganizado. Hoy los cristianos no están celebrando un cumpleaños ordenado por YHVH al Mesias, sino un cumpleaños pagano ordenado por el Papado.

 

Año Nuevo.

 

¿Por qué se celebra el año nuevo con ruidos?

La alegria que hoy provoca el esperar el año nuevo con ruidos de cornetas, pitos, sirenas, fuegos artificiales, etc., no es otra cosa que la manera ahora más sofisticada de la costumbre que tenían los pueblos paganos de esperar su año nuevo.

Ellos  prendían  fogatas  y  hacían  grandes  ruidos porque creían que de ese modo podían espantar los malos espíritus y dar lugar para que los buenos espíritus volvieran a la tierra y trabajaran en forma mágica en sus vidas.

 

El dios Janus.

 

La mayoría de los habitantes del mundo le debemos a Roma Pagana la costumbre de observar el nuevo año el primer día del mes primero del año. Durante el primer siglo AC el emperador Romano Julio César, confeccionó un nuevo calendario, conocido como el calendario Juliano. Este calendario designaba a Enero como la fecha para empezar el año.

El nombre para el primer mes del año, también vino de Julio Cesar. El le dio al primer mes del nombre de Janus, en honor al dios Janus, considerado por los romanos el “dios de las puertas y los portales”, de allí viene el nombre January.

Los romanos creían que Janus era el dios que cuidaba las puertas del cielo y de la tierra, por eso lo pintaban sosteniendo en su mano derecha una gran llave con la que puede cerrar la puerta del viejo año y abrir las puertas del nuevo. También a Janus se lo pintaba sosteniendo un cetro en su mano izquierda, como un símbolo de su poder. Al dios Janus se lo pintaba con dos caras. Debido a que los portales se abren hacia adentro y hacia afuera, Janus miraba con una cara atrás hacia el año viejo y con la otra hacia el año nuevo.

Para el primero de Enero los romanos celebraban a Janus con una gran fiesta. Frente a las grandes puertas   del   templo   edificado   a   su   nombre,  los  romanos  se  divertían,  se  alegraban  y  hacían  grandes procesiones en su honor. Regalos especiales eran traídos al emperador en esa fecha, con los deseos de buen augurio. También se intercambiaban regalos entre los amigos.

De los tiempo de Roma pagana nos llega a nosotros la costumbre de dar regalos y desear buena suerte para el año nuevo.

¿De donde viene el símbolo del Bebé de Año nuevo?

Este   símbolo  fue   usado  hace   miles  de   años y probablemente se remonta a las tribus del sureste de Europa que adoraban al “dios del vino” llamado Dionisio por los griegos y más tarde llamado Baco por los Romanos.

La Historia nos dice que los atenienses , representaban a Dionisio como un bebé durante los ritos que hacían para empezar el año nuevo, que en ese entonces lo celebraban para el tiempo de la primavera, entre marzo y abril. Ellos ponían a un bebé en un canasto y lo llevaban a un sitio de honor, precedido por un gran ceremonial. Para los atenienses, Dionisio simbolizaba el renacimiento de la vida en la primavera.

¿Fue el año nuevo celebrado siempre como un festival por los antiguos creyentes?

Los verdaderos creyentes guiados por el Calendario de YHVH, tenían su calendario dividido en año civil y año religioso. Siguiendo los consejos de YHVH recibían el año nuevo civil con un deseo de recogimiento y humildad hacia YHVH, con sus semejantes y arrepentimiento por las faltas cometidas durante el año. Esta preparación empezaba en la fiesta de las Trompetas y culminaba con un ayuno obligatorio en el día más sagrado del año, el día de la Expiación. Pero poco a poco con el correr del tiempo y a medida que los fieles   seguidores del Mesias iban muriendo las verdades puras del   Evangelio también iban desapareciendo e iban dando lugar a la tradición y al paganismo. En el siglo IV de la era común, con la aparente conversión de Constantino al cristianismo, “la iglesia de Cristo”, que una vez fuera pura en sus enseñanzas y en celebrar solo las fiestas que Di­s había ordenado, se le fue contaminando con las fiestas paganas que se introducían al culto verdadero de Di­s. Es muy triste saber que hoy los creyentes desconocen por completo las Fiestas Sagradas de Di­s Vaikra (levítico) 23:1, las cuales tiene el plan de la salvación y participan   celebrando las fiestas paganas, que están tapadas con un supuesto manto de santidad.

Los  cristianos  orientales,  a  partir  del  siglo II, comenzaron a celebrar la Navidad los primeros días de enero, y con preferencia   el   6, fiesta de la Epifanía o de la Manifestación del Señor, en donde se englobaban diversos episodios: la Natividad, la Adoración de los Reyes “Magos”, el Bautismo, etc. Esta celebración se difundió en occidente.

Hacia el siglo III, Hipólito es el primero en fijar la fecha el día 25 de diciembre, en su comentario al libro del profeta Daniel.

La fiesta celebrada el 6 de enero y que englobaba los primeros misterios de la vida de Cristo ya había pasado casi a toda la Iglesia universal en el siglo IV, pero en Roma, dada la falta de certeza absoluta de la fecha y en vistas a asestar un golpe mas al paganismo que celebraba la fiesta del Sol invicto, en honor al dios Mitra, el día 25 de diciembre  (coincidente con  el solsticio  de invierno),  según lo  indicado por  el calendario Filocaliano, la Iglesia romana separó de la Epifanía la memoria del Nacimiento del verdadero Sol de Justicia, y la traslado definitivamente a esa fecha que se mantuvo a partir de entonces hasta nuestros días.

A pesar de ser una fiesta instaurada en la Iglesia latina, a fines del siglo IV, San Juan Crisostomo la implanto en Antioquía, y de allí paso a Constantinopla. A  mediados del siglo V se celebraba ya  en Jerusalén y por el año 430 en Alejandría desde donde se extendió a otras Iglesias orientales. No obstante, las Iglesias llamadas Ortodoxas, nunca adoptaron absolutamente la fecha del 25 de diciembre y muchas volvieron al 6 de enero, sobre todo luego del cisma del 1059 en que se separaron de Roma.

 

EL PESEBRE

 

La tradición  de representar el nacimiento del Señor se  remonta entre los cristianos al  siglo XIII.   Tal iniciativa se debe a Francisco de Asís quien para aprovechar  espiritualmente   mejor  el   misterio   de  la Natividad   pensó   en   reproducir   el   lugar   donde  había  nacido  el  Redentor.  Se  cuenta  así  que  armó  un establo llevando animales y el mismo se ubicaba en los diversos lugares de los personajes, la Virgen, San José, los pastores y hasta los animales, y meditaba sobre cual seria su actitud frente a ese Niño­dios que se había hecho hombre para salvar a los hombres.

A partir de esto, comenzó la idea de utilizar figuras para armar la escena del nacimiento, sobre todo en Italia y que luego paso al resto de Europa y a todo el mundo cristiano. Desde ya es una costumbre que quedo solamente entre los católicos y que los protestantes no siguieron después de la Reforma del siglo XVI.

También,   los   Pesebres,   tomaron   sus   características   según   las   regiones,   por   ejemplo   los   Pesebres Napolitanos, cuyos personajes están vestidos a la usanza campesina del sur de Italia, o bien el hecho de ser objeto sus figuras de verdaderas obras de arte como el Pesebre de tamaño real realizado en madera tallada policromada por los artesanos de Oberammergau, Alemania, que fuera obsequiado al Papa y que se arma todos los años dentro de la basílica de San Pedro.

 

 

LA CANCION NOCHE DE PAZ

 

La canción navideña mas popular: Stille Nacht (Noche de Paz), Fue cantada por primera vez en la Misa de Nochebuena del año 1818 en la iglesia de San Nicolás de Oberndorf, una pequeña aldea a 10 km. al norte de Salzburgo (Austria).

La creación surgió a partir de la idea de componer una canción para la Navidad para ser ejecutada en la Iglesia del pueblo el día de la Fiesta.

El autor de la letra fue el Padre Joseph Mohr, coadjutor de la iglesia de San Nicolás entre los años 1817 y 1819, y la música se debe al Profesor Franz Xaver Gruber, maestro de escuela en el pueblo de Armsdorf y organista de la iglesia de San Nicolás.

La noche del 24 de diciembre de 1818, “Noche de Paz” se interpretaba por primera vez. El Padre Mohr canto  como  tenor  y  acompañó con  guitarra, Gruber en la voz de bajo, mientras que el coro hacia el “ritornello” de los dos últimos versos. La partitura definitiva de Gruber data del año 1855 y fue compuesta para soprano y contralto con un “silencioso acompañamiento de órgano”. El texto autógrafo se encuentra el Museo “Carolino Augusteum” de Salzburgo.

A fines del siglo XIX, el templo de San Nicolás sufrió un terrible incendio dejándolo en un estado tan precario que se hizo necesario demolerlo en 1906 por razones de seguridad.

En   el   mismo   sitio   donde   se   encontraba   la   antigua   iglesia   se   levanto   en   una   pequeña   capilla conmemorativa del Stille Nacht inaugurada el 15 de agosto de 1937 para recordar el lugar en donde se canto la celebre canción navideña y en honor de sus autores.

La capilla, de dimensiones modestas, es de planta octogonal con una cúpula como techo. En su interior, sobre  el  altar  adosado  a  la  pared  se  levanta un hermoso retablo de madera tallada policromada que recuerdan misterios de la vida de Cristo. El panel mayor del retablo, ubicado en la parte superior y que abarca los dos tercios de la altura total, esta dedicado a la Natividad. Tres paneles inferiores registran La Adoración de los Magos, La huida a Egipto, y entre ambos la Crucifixión. En los dos únicos ventanales de los lados de la capilla, se encuentran dos vitrales con los retratos de los autores, el Padre Mohr y el Profesor Gruber.

Todas las Nochebuenas la capilla, emplazada en un sugestivo jardín poblado de abetos que lucen un espeso manto de nieve, es engalanada e iluminada especialmente, teniendo lugar allí las celebraciones navideñas con gran participación de feligreses, muchos de ellos vestidos con sus trajes tradicionales.

Para concluir La Navidad es, pues, una fiesta católica.

Los árboles de Navidad, los troncos, las velas, las campanitas, el muérdago, las coronas de acebo, el jamón, las lentejuelas, las luces y Santa Claus no tienen nada que ver con el nacimiento del Salvador y todas ellas tienen un origen que no es bíblico.

Los comerciantes perpetúan las Navidades, para enriquecerse durante esta época del año, que se basa en el materialismo, en la codicia y en  la lujuria  de  la carne. Vemos como los creyentes critican al catolicismo argumentando que tienen mucho paganismo y adoran ídolos y no saben que hacen igual o peor tratan de sacar la paja del ojo al católico y tienen una viga ellos, ya que de igual manera celebran y comparten lo mismo; me parece que deberían revisar el origen no solo de las fiestas si no de la doctrina que se ha ido enseñando que no ha sido siempre la misma con el correr del tiempo, y a medida que pasa el tiempo se hace mas pluralista y se sale de la verdad.

El verdadero espíritu de la Navidad es un espíritu contrario al Mesías y que se basa en mentiras.“Así ha dicho YHVH : No aprendáis el camino de las naciones (de los paganos)…” (Jer. 10:2)

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.” (1a Juan 2:15).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s