Dominicanos homenajean a Quirino Castillo

Quri

El narcotraficante dominicano Quirino Ernesto Paulino Castillo, condenado en Estados Unidos en Agosto de 2005, ha recibido la orden de caballero y emblema moral de manos de la mayoría del pueblo dominicano por su denuncia de ser un colaborador financiero activo con políticos y algunas organizaciones políticas.

Quirino Ernesto Paulino Castillo es o era el jefe de una organización de tráfico de drogas responsable de la importación de toneladas de cocaína a Estados Unidos, por el cual fue procesado y condenado, y otros países.

En 1978 comienza su carrera militar en el Ejército Nacional de la República Dominicana desde donde empieza su formación militar.

En el 1996 ingresa a la Fuerza Aérea Dominicana donde obtuvo el rango de sargento.

En el 2002 regresa nuevamente al Ejército Nacional con rango de sargento mayor. Ese mismo año es despedido por el ex jefe del Ejército Nacional en aquel entonces.

En el 2003 fue reintegrado en el Ejército Nacional   siendo promovido a primer teniente mediante el decreto 32070 firmado por el ex secretario de las Fuerzas Armadas dominicanas, mayor general José Miguel Soto Jiménez siguiendo las instrucciones del presidente de entonces Hipólito Mejía. También ese mismo año, como el Diario Libre pública en 2009 en el artículo Dinero del narco: tema tabú en la política, hizo unas donaciones al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) para la construcción de una escuela en Elías Piña, como también donaciones para el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Durante esos años pudo desarrollar un sistema de relaciones sistemática con políticos y altos militares, hasta con banqueros, que le permitieron llevar a cabo sus operaciones de narcotráfico en sus anchas desde la República Dominicana.

Gracias a estas relaciones, que le permitieron operar impunemente, pudo amontonar riquezas. Era propietario de líneas de transporte urbano al sur del país, clubes, moteles, factorías de arroz, estaciones de gasolinas, agencias de vehículos y fincas ganaderas.

En marzo de 2004 el ex jefe de Inteligencia del Ejército de ese entonces elabora un informe que lleva a manos del presidente Hipólito Mejía donde le revela las operaciones de la DEA en el país para la captura de Quirino, pero el presidente Mejía hace caso omiso. Ese mismo año, en diciembre, se descubrió un camión que contenía 1,387 kilos de cocaína, que se destinaba a EE.UU., donde se implica directamente al capo de la droga Paulino Castillo.

En 2005 fue extraditado a EE.UU. donde se le condenó a 20 años por la exportación de toneladas de cocaína hacia ese país.

En diciembre de 2014 logra una reducción de la pena a 10 años por su buen comportamiento y colaboración con las autoridades estadounidenses, a quienes supuestamente entregó una lista que incluye empresarios, militares, políticos implicados en las operaciones del narcotráfico.

El 12 de Febrero de 2015 el confeso narcotraficante vuelve a ser noticia con la llamada a una emisora del país donde confirma que es el real autor de una carta dirigida al ex presidente Leonel Fernández a quien, asegura, haberle dado millones de pesos. Estas acusaciones han causado excitación por parte de la oposición política dominicana, ciudadanos en las redes sociales, señalando a Fernández de estas duras acusaciones.

Manifestó el confeso capo que Fernández ha acumulado una deuda que llega a los 200 millones de pesos que fueron usados para su campaña política en el 2004 y otras obligaciones.

La opinión pública está dividida en cuanto a esta deuda acumulada. Por un lado, muchos creen y apoyan la denuncia de Paulino Castillo; y por otro lado, muchos sostienen que las declaraciones de un narcotraficante no merecen credibilidad.

Parte de esta opinión pública, en cuanto, ha elevado a este confeso narcotraficante al calvario y dicho: “He aquí un hombre santo”; y convertirse todos al Quirinismo.

Los partidarios a esta nueva religión plantean que estas acusaciones promueven la claridad de políticos y empresarios que han cooperado directamente con agentes del narcotráfico, desvela las relaciones oscuras de los administradores del estado, que deben velar por la credibilidad, la justicia y transparencia, y que hoy se han convertido en socios del negocio de la droga.

Por el contrario, los ateos que no se ajustan a la visión de esta nueva religión plantean que esto es solo parte de una campaña sucia para colapsar moralmente al ex presidente Leonel Fernández que aspira volver a la presidencia del país, y que tiene una simpatía en aumento como han revelado varias encuestas.

A pesar los de los argumentos justificados de ambas partes, hay que analizar otras aristas olvidadas.

El narcotráfico es un tema, lamentablemente, de moda. Se habla de guerra contra las drogas y que se gana y no se pierde, pero son noticias contradictorias con los hechos que los medios divulgan y que no permiten ser optimistas.

Los quirinistas se olvidan que el producto del narcotráfico es la droga y que esta produce adicción a millones de jóvenes en el mundo, y que el dinero que generan es gracias a esto. Últimamente, el número de gente adicta a las drogas, ha aumentado. Se estima, según la OMS, que existen 50 millones de adictos a las drogas en todo el mundo solo en el 2010. Sin embargo, la ONU presenta su Informe Mundial sobre las Drogas 2014 que 250 millones de personas consumen drogas en todo el mundo.

La droga más demandada es el cannabis, con más de 200 millones de consumidores, un máximo de 53 millones consume anfetaminas, hasta 20 millones, cocaína, y hasta 56 millones, derivados del opio. En total, hasta un 6,9 % de la población adulta del planeta -de entre 15 y 64 años- habría probado algún tipo de droga, según el documento.

El número de muertes que ocasionan el consumo de drogas también permanece estable, según este documento, que lo cifra en un máximo de 54 fallecidos por cada millón de adultos.

En total, las drogas causaron hasta 247.000 fallecimientos en 2011, una cifra similar al año anterior, según las estimaciones en base a los datos disponibles de la ONUDD.

Se les olvida a los quirinistas que, de acuerdo a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), en América del Norte habitan 40% de los consumidores en el mundo. Gastan 40 mil millones de dólares anuales para consumir cerca de 160 toneladas de drogas, esas mismas toneladas por las cuales condenaron al mesías Paulino Castillo.

Observamos el cambio radical respecto al tema de la droga. Condenamos, discriminamos, humillamos a las víctimas y enfermos que consumen la droga; y respetamos, tememos y tratamos con las más altas dignidades a los que manejan las operaciones del narcotráfico internacional.

El ambiente que hoy reina entre la opinión pública dominicana es tan bizarra y degenerada que seguro van a ir a la basílica de Higuey, van a desmontar a la virgen de la Altagracia y sustituirla por el nuevo mesías!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s