El Cha y su comicidad animal

11207302_848572741890475_442203231576661360_n

Esta mañana me levanto y tomo el celular que reposa en la mesa de noche. Consulto las redes sociales y navegando veo uno de los acostumbrado artículos semanales que  leo de mi hermano y amigo Edward Cha en unos de los diario digitales de República Dominicana.

En dicho artículo mi articulista hermano detalla una cómica historia, presuntamente que  experimentó, donde un perro Dóberman le persigue y le pide a una joven dentro de un carro que le de alojamiento dentro del vehículo para evitar ser mordido. Sigue en su fantástica historieta que el perro, al verlo entrar en la parte trasera del carro, se pasea al rededor esperando a su víctima y “atacarlo”.

Otra jóven aparece en escena bajando de una escalera a la que la “amenaza” canina ignoró. Cha se sorprende al ver que el perro no le hace nada, y le plantea sobre la responsabilidad que de los animales al dejarlos salir sin collar y supervisión como hacen en los países civilizados.

En su interesante historia continuó detallando experiencias de sus amiguitos cuando era pequeñito y otros niños que han sido devorados por las bestias caninas.

El análisis de Cha comprende la responsabilidad del dueño del perro, la amenaza que representan los perros y estimula un odio hacia esos seres de nuestra naturaleza…

La agresión canina hacia la gente es una alteración del comportamiento del animal que tiene sus raíces de causas en el manejo del animal por parte del propietario no por el animal en sí. Los perros son como niños: que se condicionan a su entorno y reaccionan respecto a su condicionamiento. Y no es casualidad que los niños compartan el mismo estado mental ya que entienden el mismo número de gestos y palabras.

De hecho, los animales, de cualquier especie, no representan una amenaza en sí. Han estado por lo largo de la historia en un habitad natural distribuidos por el planeta tierra y comiéndose unos a otros para sobrevivir y protección (ya que hay animales que hasta matan a sus crías para evitar ser devoradas por otros), pero al ser domesticados (como gatos, perros, cerdos, vacas, caballos y otros) se ha demostrado que en realidad no representan una amenaza. Todo ha estado asociado a cómo se condicionan a un entorno.

Muchos han pensado que los animales actúan por instinto (esa palabra inventada por científicos con poca capacidad de análisis al pensar que no supieron cómo funcionó tal cosa), que algunos animales vuelan, se levantan, comen o “muerden” instintivamente… Pero, ¿Qué significa esto, que es por arte de magia? No! Existen ciertos mecanismos naturales que permiten que algunos vuelen, otros se paren, otros coman o muerdan. Así que no es lo más sano hablar de instintos, sino de cómo funciona! Y ha sido precisamente conociendo cómo funciona este mecanismo que llamaron instintos que otros grandes científicos han podido modificar la conducta en los animales y los seres humanos!

Los perros responden a estímulos producto de modificaciones en su conducta, por ende son seres con capacidades tan avanzadas como los seres humanos.

Así que decir que muchos aman a los animales porque se creen tan especiales, tan altruistas, tan empáticos, que hacen oídos sordos a las quejas de los demás que “odian” a los animales y niegan las estadísticas de casos aislados de ataques perros, no es porque los califiquen de esa manera. Es que los que aman a los perros y otros animales han entendido cómo funcionan el mecanismo natural de los perros, han evolucionado su consciencia y han creado un lazo natural por medio de su corazón con los animales!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s