El troyano: La nueva visión estratégica EE.UU.

Embajada_Estados_Unidos

La política exterior de Estados Unidos necesita una reforma estratégica fundamental. La política actual, justificada con mentiras, autoritarismo diplomático, desestabilización y excesos bélicos, no va a corregirse al vapor.

Para rectificar la aventura militar que llevan a cabo desde el 2001, y que es el reflejo de las guerras en los balcanes y afganistán, hay que comprender una serie de procesos, que por su complejidad no voy a abordar todo su contenido, pero sí evaluaré las raíces de las causas. La retórica estadounidense ha sido la manipulación mediática llevada a cabo por los medios masivos, corrompiendo países y cooptando sus viejos socios a su causa.

El contenido estratégico lo han diseñado y manipulado los planificadores que se esconden detrás del gobierno de Estados Unidos que han estado más interesados en imponer los intereses corporativos y bancarios que el liderazgo del imperio en el mundo.

Estos planificadores, para mantener y penetrar en países que representan intereses corporativos y bancarios, han afectado las relaciones de Estados Unidos con Europa, que es de alta prioridad para mantener un equilibrio mundial. Los programas de espionaje internacional, como PRISM (o “Prisma”, es español) que ha permitido acceso de los servicios de espionaje a información masiva muy variada, y el conflicto en Ucrania que ha desatado un conflicto diplomático con Rusia y ha arrastrado a todo Europa, representan un peligro para las relaciones Europa-EE.UU.

Han acusado, desde época casi ancestrales, a Cuba, Irán, Siria, Venezuela, Irak de representar el “eje del mal” señalándolos de ser países dictadores, sanguinarios, apoya el terrorismo y otros males… Sin embargo, un nuevo capítulo viene a escena en la política exterior de Estados Unidos.

El  17 de diciembre de 2014 la casa blanca anuncia la apertura de un proceso de negociación entre Cuba y EE.UU. luego de más de 50 años de haber clausurado su embajada en la Habana, Cuba. Este proceso representa un nuevo camino en las relaciones de Estados Unidos con la isla caribeña y se allana este camino para mejorar relaciones con otros países de latinoamérica.

Con lucidez, el presidente Obama reconoció que la política exterior hacia Cuba era un fracaso total. La hostilidad hacia Cuba “ha aislado a Estados Unidos de nuestros vecinos en este hemisferio”. “No debemos ser prisioneros del pasado”, enfatizó Barack Obama. “Cuando algo no funciona, debemos cambiar de rumbo y cambiaremos de rumbo”, agregó. (Véase, “Declaración del Presidente Barack Obama sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba”, la Casa Blanca, 1 de Julio de 2015)

Las negociaciones con Irán representan otra apertura a un proceso de negociación para calmar las tensiones en oriente medio, ya que con estas negociaciones se pretende que Irán baje la guardia respecto a las instancias internacionales y el conflicto en Siria, y que EE.UU. se ocupe de los anti-iraníes, como Israel y Arabia saudita, sobre el programa nuclear iraní! Por cierto, es razonable y pertinente agregar que EE.UU. va a tener que entretener a Israel y Arabia saudita con objetivos estratégicos para su beneficio: Verán de pronto a estos dos países en Yemen y quizás Omán y los Emiratos Árabes Unidos (países con vasto campo petrolífero).

De hecho, el secretario de estado de Estados Unidos, John Kerry, se contactó recientemente con el canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, para tratar el tema de regularización diplomática entre ambos países que se encuentra sin representación desde el 2010. (Véase, “John Kerry llamó a Canciller de Venezuela para “regularizar” relaciones”)

El nuevo capítulo neocolonizador estadounidenses dirigida por una reformada política exterior hacia países como Cuba, Irán y Venezuela ha dado un giro que ha sorprendido a muchos. Sin embargo, no es de extrañarse ya que está delineada por un cambio pacífico basado en una lógica informática.

Esta lógica se basa en usar elementos y estratégias informática (como malware, virus y troyano) dentro de su planificación de política exterior. Estos virus informáticos operan de manera variada aunque tiene un mismo fin: El Malware es un tipo de software que tiene como objetivo infiltrarse o dañar una computadora o sistema de información sin el consentimiento de su propietario. El virus es un malware que tiene por objetivo alterar el normal funcionamiento del ordenador, sin el permiso o el conocimiento del usuario. El troyano es un software malicioso que se presenta al usuario como un programa aparentemente legítimo e inofensivo, pero que, al ejecutarlo, le brinda a un atacante acceso remoto al equipo infectado. (Véase, Wikipeadia: troyanosmalware, virus informático).

Hemos visto el funcionamiento de la política exterior estadounidense con el malware (injerencia) y el virus (subversión) usando como mecanismo a sus misioneros como la USAID y NED. En cambio, me parece que este giro estratégico usará la herramienta del troyano reparando las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con los países que conforman el “eje del mal”, legitimando sus respectivos gobiernos elegidos por el pueblo, aparentar ser inofensivos, y ejecutar un programa corporativo y bancario que permitan penetrar a las corporaciones y grandes bancos bajo políticas y procedimientos locales que luego se adaptarán a políticas de mercado ampliado como las que se ejecutarán por medio del TPP y el TTIP (Trans-Pacific Partnership; Transatlantic Trade and Investment Partnership, por sus siglas en inglés).

Estos elementos no son nada nuevo, han sido parte de la cyberpolítica y la cyberdiplomacia que vienen inherente en sus programas.

Es verdad que existe el riesgo de que estos países se elejen de la política exterior que ha querido imponer Estados Unidos bajos sus téminos en todo el mundo y que traería estabilidad a esos países, pero esta estabilidad sería menos dañina para la política exterior estadounidense que una imposición permanente, ya que se está reconfigurarndo el mundo por etapas pausadas para imponer un nuevo orden mundial que es necesario para los planificadores y gobernar las relaciones políticas y el mundo de manera centralizada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s