Guillermo Moreno y un cambio de rumbo

guillermo-moreno

La guerra contra el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha creado toda una cultura de oposición irracional, poco calculada y articulada propio del  fanatismo.

Es esencial encontrar un punto de apoyo fresco para surgir y mantener una fuerza opositora que consiga centrarse en estrategias no convencionales a la que tradicionalmente se ha acostumbrado.

Los dominicanos deben apoyar los esfuerzos por una mayor cooperación con Alianza País, partido recientemente reconocido por la Junta Central Electoral (JCE), y su candidato presidencial Guillermo Moreno.  Moreno es consciente de los cambios específicos que deben hacerse en lo institucional, económico y social, en tanto que los que dirigen actualmente la oposición están directamente implicados en el desorden institucional y social de donde se nutre el sistema corrupto.

La fusión de las fuerzas opositoras que se reúnen en La Convergencia supondría un paso importante para hacer frente al monstruo político que representa PLD, sin embargo, el grado de incoherencia en sus propuestas y luchas, la falta de una dirección alternativa y de un planeamiento con objetivos puntuales le resta calidad y capacidad para competir en la eventual carrera electoral del 2016.

A estas alturas ya debería estar claro que la lucha opositora dentro de La Convergencia no tiene muchas posibilidades de llegar a una victoria final, a menos que tomen una actitud más objetiva y una preocupación menos ansiosa para llevar a cabo sus ataques; aunque sí podría ser reconocido por la JCE para obtener parte de los recursos que se destinan en las elecciones si sacan más de un 5% como establece la Ley Electoral.

Cabe destacar que durante este año 2015, el PLD, PRD y PRSC recibirán un total de 214.6 millones cada uno, equivalente al 80% de los recursos destinados al financiamiento a los partidos políticos para actividades proselitistas.

Quizás sería conveniente que los dirigentes de Alianza País diseñaran una estrategia más objetiva que clarificaran sus objetivos para ser un atractivo magnético para los votantes y alcanzar un alto porcentaje en las elecciones presidenciales y congresionales de 2016, y contar así con los recursos necesarios que otorga la JCE mediante la ley electoral para una competencia leal y justa en la competencia electoral.

Alianza País debería reafirmarse en su compromiso de ser el principal agente de cambio social, económico y político en República Dominicana, diseñando y desarrollando alternativas realistas que puedan ser ejecutadas gradualmente. Debe rechazar y condenar las propuestas indecorosas de los que conforman La Convergencia, y así ser una opción en un futuro próximo más atractivo para el electorado.

Debe crear oportunidades y trabajo para la participación de adeptos a la causa del bien común, y principalmente en los jóvenes activos y preocupados por un cambio de rumbo en el destino de la nación dominicana.

La sociedad civil y los dominicanos deben animarse a tener una mayor participación, aunque en un principio sea para apoyar moralmente a Alianza País. Guillermo Moreno debe tomar el timón que dirija la oposición y promover la aproximación y colaboración con organizaciones que le apoyen para llegar al poder.

Ha llegado el momento de reconsiderar los eventos actuales, y llevar adelante los ajustes necesarios para un cambio político en la República Dominicana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s