Colombia ya alcanza el “Sí”!

uribe

La oposición colombiana va a romper todo esfuerzo internacional que garantice la paz en Colombia para obtener jugosas plazas de poder de ese país suramericano. Esto ha quedado ampliamente demostrado con la manera en que manipularon a la opinión pública y ganaron el “No”.

El equipo que promovió los acuerdos desde La Habana, Cuba, con organizaciones internacionales que alcanzó su firma entre las partes el pasado 26 de Septiembre de 2016, tras 52 años de luchas sangrientas, ha visto frustrado sus esfuerzos.

El plebiscito de paz celebrado el pasado 2 de Octubre de 2016, ha sido el primer proceso electoral que se ha llevado a cabo para un cese al fuego con las FARCS y donde resultó ganador el “NO” frente a las suertes de procesos que se han llevado a cabo por años por el gobierno de Colombia, Cuba, otros gobiernos y organizaciones internacionales.

De 34.899.945 colombianos que estaban habilitados para votar, apenas 13.053.364 acudieron a las urnas, según informa la Registraduría Nacional de Colombia.

El “Sí” obtuvo 49,78% de los votos escrutados y fue derrotado por el “No” con 50,21%. Pero realmente el verdadero ganador fue el 62% de abstención electoral que no se inmutó para votar.

Los que votaron por el “No” dicen que fue por el “No” a la impunidad, a los privilegios y a los crímenes de Lesa Humanidad. Pero en realidad, el “No” es simplemente una táctica dilatoria de los promotores para posicionar estratégicamente a la oposición política, capitaneada por Alvaro Uribe y Andrés Pastrana, en los protagonistas de un “Nuevo Pacto” para obtener mayor poder dentro del estado.

De hecho, Uribe propone que a los guerrilleros, a muchos de ellos, se le aplique una amnistía y se le pueda proveer de granjas para que puedan vivir de la agricultura. Sin embargo, otros opositores plantean que los guerrilleros no sean juzgados en la Jurisdicción Especial para la Paz, mecanismo de justicia transicional dispuesto por el acuerdo de La Habana para juzgar los crímenes cometidos, sino que sea reformada las leyes jurídicas de Colombia para lidiar con este caso.

La oposición rechaza que las FARCS participen en política y sean agraciados con 16 escaños en el congreso por dos período consecutivos distribuidos entre el Senado y la Cámara de Representantes y que sean absueltos por sus operaciones en el narcotráfico.

Entre otras justificaciones de la oposición, queda claro que su objetivo general no es alcanzar la paz, sino llegar a acuerdos saludables donde ellos sean también beneficiados.

Lo que nos lleva a esta interrogante: ¿El proceso para lograr la paz en Colombia ha fracasado?

Pues NO!

Esto tiene una salida política. Y esta salida política no será llevando a las FARCS a la cárcel, será repartir el poder entre la élite política colombiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s